Ser una empresa referente en sustentabilidad en Chile, surge del compromiso país de Aguas Andinas por convertirse en un aliado estratégico del país en la gestión eficiente de los recursos naturales, adaptación y mitigación del cambio climático.

En cuanto a la adaptación, Aguas Andinas está abordando fenómenos que están afectando la continuidad de su servicio. El primero de ellos es la escases que se dejó sentir en la reciente crisis hídrica -las más prolongada y agresiva de los últimos 150 años- que afectó a las zonas centro, norte y sur del país, y que de acuerdo a las proyecciones, serán cada vez más frecuentes y agresivas. Entre las iniciativas para abordarlo, la empresa desarrolló un Plan Antisequía y un Plan de Eficiencia Hidráulica, ambos con una mirada de largo plazo.

También en materia de adaptación, Aguas Andinas está gestionando los efectos de las denominadas lluvias cálidas (lluvias convectivas) en la alta cordillera, que ocasionan aludes que caen al rio Maipo, elevando a niveles extremos las turbiedades del cause, imposibilitando la producción de agua potable. Para contrarrestar este fenómeno, la empresa cuenta con un moderno e innovador Plan de Obras de Seguridad que transformarán a Santiago, en una de las capitales dotadas con un sistema suministro de agua potable de los más seguro del mundo. Así también, cuenta con un sofisticado Plan de Continuidad de Negocios que permite gestionar y anticiparse a los riesgos.

Respecto de la mitigación, Aguas Andinas está migrando sus plantas de tratamiento a biofactorías, para lo cual está introduciendo principios de la Industria 4.0. El objetivo es lograr que el 100% de sus biosólidos se transformen en energía térmica y así lograr la emisión cero.

Todas estas iniciativas se sustentan en el talento y conocimiento de un equipo humano con una alta vocación de servicio. Por eso Aguas Andinas, cuenta con diversos programas para fortalecer a sus trabajadores(as) y así enfrentar desafíos cada vez más exigentes y cambiantes. Entre ellos se encuentra la Escuela del Agua, la Gestión del Conocimiento, entre otros.

Plan antisequia

El Plan de Sequía y Cambio Climático 2016-2030 busca evaluar cuáles son las condiciones climáticas de la cuenca de Santiago que podrían potencialmente afectar el abastecimiento. Este plan contempla el trabajo en dos líneas de acción:

  • La conformación de un plan de acción de largo plazo, para lo cual se comenzaron a realizar proyecciones de demanda y de oferta hídrica, se iniciaron estudios de fuentes subterráneas y de experiencias internacionales en entornos de sequía e incluso se comenzaron a investigar nuevas fuentes de abastecimiento.
  • La evaluación de los eventos de turbiedad extrema en condiciones de cambio climático, se apoya en el desarrollo de estudios sobre el fenómeno de turbiedad de las aguas captables del río Maipo y en la planificación de obras de seguridad para este tipo de eventos.